Puesto de trabajo ergonómico

5 consejos para mejorar la ergonomía y salud en el puesto de trabajo

Hoy, 28 de abril, se celebra el Día Mundial de la Seguridad y la Salud en el Trabajo con el lema "Actuemos juntos".

La pandemia supuso un antes y un después en la forma de trabajar, cambiando totalmente nuestro espacio y con ello nuestra rutina laboral. No solo a nivel físico sino también psicológicamente cuando, del “cara a cara” con los compañeros pasamos a verlos a través de pantallas.

Afortunadamente, la vuelta presencial a los puestos de trabajo es ya un hecho. Pero ¿qué consecuencias, psicológicas y físicas acarrea trabajar más de 8 horas diarias sin apenas levantarnos?

Veamos los resultados de un estudio realizado por Fellowes entre trabajadores españoles:

FOND BLEU SANS LOGO

Molestias más habituales

Ojo
53 %
Fatiga ocular
Ansiedad
52 %
Ansiedad
Dolor cabeza
49 %
Dolor de cabeza
Dolor de espalda
48 %
Dolor de espalda
Soledad-aislamiento
37 %
Soledad y aislamiento
Cuello
24 %
Rigidez de cuello

Estos síntomas pueden causar un efecto dominó, al trasladar estas situaciones a la vida personal.

Como expertos en seguridad laboral y contando con la ayuda de proveedores especialistas en productos para el bienestar y la ergonomía en el puesto de trabajo, Lyreco te ofrece una serie de consejos para mejorar la salud de tu cuerpo y tu mente.

 

Mujer bebiendo agua

1. Hidrátate

La deshidratación puede afectar a la función cognitiva, traduciéndose en un descenso de la productividad y en un aumento del riesgo laboral. Por eso, bebe agua con regularidad y toma fruta fresca o algún snack saludable entre horas. Aliviará la fatiga y eliminará toxinas de tu cuerpo.

2. Desconecta

Ya sea en la oficina o fuera de ella, alterna el tiempo que pasas sentado y de pie y camina distancias cortas. Esto ayudará, no solo a mejorar tus músculos y tu circulación, sino a que tu mente se relaje. Aprovecha para tomarte un café, salir a tomar el aire o hablar con algún compañero de otros temas diferentes al trabajo.

Mobiliario regulable2

3. Adapta tu puesto de trabajo

Las soluciones ergonómicas para el puesto de trabajo aliviarán la rigidez de tu cuerpo y te ayudarán a sentirte más cómodo. Un buen respaldo, un reposamuñecas o mobiliario regulable son tus mejores aliados para combatir las molestias y el llamado síndrome “Tech-Neck”.

4. Protege tus ojos

Para reducir la tensión y el cansancio ocular al final de la jornada, te recomendamos situar la pantalla a una distancia entre 50 y 70 cm, y a unos 10-20 grados por debajo de la línea de la mirada. No olvides hacer descansos cada 45 minutos e intenta limitar el tiempo delante de la pantalla.

5. Estírate

Tanto las piernas como los pies, los brazos y el cuello se resienten cuando estás mucho tiempo sentado. Por eso, un correcto estiramiento, de forma lenta y con ejercicios cortos, mejorará dolores, tensiones o molestias ¿cómo? Haciendo círculos con los hombros, girando el cuello hacia los lados, estirando los brazos, moviendo ligeramente las muñecas o levantando la pierna con la rodilla estirada.

Mujer realizando estiramientos

Además de los consejos anteriores, no te olvides tampoco de…

  • Ventilar regularmente y aprovechar la luz natural, siempre que puedas.
  • Sentarte recto y derecho. Una postura encorvada puede acarrearte graves problemas de espalda.
  • Preparar tu espacio de trabajo antes de ponerte manos a la obra.
  • Desconectar fuera del trabajo, ¡no abuses de las pantallas, ni del teléfono ni del ordenador!

Porque una vida laboral sana y feliz es una vida laboral productiva.

Seguir leyendo